martes, 29 de septiembre de 2009

¡Oh Patria Mía!

La semana pasada (martes) tuve la oportunidad de ir a desyunar completamente gratis al Hotel Camino Real, uno de los exclusivos que esta en Polanco, de las pocas cosas que me sorprendio ver en este hotelito (sin menos preciar su calidad) esta que al entrar se ve una alberca redonda con olas (siiii tipo el cici de acapulco) y el exhorbitante precio para acceder a Internet con un costo de $170.oo pesos por día.

Pero lo que más me sorprendio es ver esta imagen llamada
¡Oh Patria Mía!
Pintura en Óleo sobre lienzo, con medidas de 100 x 79.7 cm.
Escanee esta imagen de la revista del museo Soumayo de la fundación Carlos Slim (que raro, no?; Sliiimm), de edición mensual y que estaba en la recepción del hotel (habia muchos, no era el único).
El que tomará esta pequeña revista se debio a que ¡Oh Patria Mía! me hizó recordar mis años de estudiante de primaria de gobierno, la nada gloriosa Escuela Primaria Estado de Zacatecas en la cual curse mis primeros 6 años de educación básica.
Aun recuerdo a los profesores que tuve, que en realidad solo recuerdo sus rostros.
Recuerdo que era una escuela pequeña en donde solo habia 6 salones y todos los niños nos conociamos perfectamente, una escuela en donde los niños de la mañana teníamos rivalidad con los de la tarde.
Recuerdo el día que fui a que me inscribieran, mi maestra de 1er año me aplico mi examen de admisió preguntandome:
- ¿Qué color es este?
- Es verde - Conteste.
- ¡Y este?
- Es café (no sabía que la palabra café llevaba acento en la letra e).
- ¿Qué color es este?
- Es ázul cielo
- Muy bien Marquito ahora dime ¿qué color es este?
En ese momento mis ojos se abrieron enormemente y mis entonces largas pestañas tocaron sin problema el borde de las cejas, sin dudar voltee a ver a mi mama que con sus ojos tierno me decia que ese era el color azul marino. Sin dudarlo y con toda mi seguridad dije: Es azul cielo fuerte.
La maestra rií un poco debido a mi inusitada respuesta y atinadamente me dijo: te espero el próximo lunes. Estaba feliz, regresaría a la escuela despues de no se cuanto tiempo, ya que de la guarderia me corrieron por ser un niño muy inquieto y aunque no lo recuerdo dice mi mamá que le pegue a otro niño por defender a mi primo.
¡Oh Patria Mía! es una imagen que nunca olvidaré y que estoy seguro que les dire a mis nietos: Echa imageeen mijito, estaba en mish librosh de primariaaa... Claro si es que llego a viejo.